Cómo preparar un presupuesto para ahorrar - Fundación Dondé Banco

Blog Dondé Banco

Mejora tu economía familiar ¡Descubre las maneras más fáciles de lograrlo!

Cómo preparar un presupuesto para ahorrar

Cómo preparar un presupuesto para ahorrar

Las finanzas personales requieren de una planificación mes a mes para que puedas no sólo pagar todos tus gastos, sino también poder disfrutar de tus ingresos e incluso ahorrar. Esto no es un tarea fácil ni puede hacerse de un día para el otro pero puedes preparar un presupuesto para ahorrar mes a mes y ordenar tu economía hogareña.

Un presupuesto no requiere demasiada preparación, solamente se trata de organización y, sobre todo, planificación. Ordenar un poco las cuentas es de utilidad, ya sea que te encuentres en una situación económica complicada o simplemente no sepas en qué se va tu dinero todos los meses.

¿Cómo comenzar un presupuesto?

No es necesario preparar un presupuesto solamente con el objetivo de ahorrar. El solo hecho de crear un presupuesto te permitirá hacerlo, además de mantener en orden todas tus finanzas y manejar de manera más eficiente tu dinero.

En primer lugar debes determinar tus ingresos y tus gastos fijos y variables. Una de las características de los presupuestos es que permiten visualizar exactamente la cantidad de dinero que ingresa al hogar y qué destino tiene. De esta manera podrás determinar qué tipo de gastos puedes eliminar para destinar ese dinero al ahorro.

Los elementos fundamentales de un presupuesto son: ingresos, gastos, deudas a corto y largo plazo, y objetivos. Una vez determinados los ingresos y gastos, debes determinar las deudas que hayas contraído para poder establecer plazos de pagos. Dentro de esta categoría debes considerar tarjetas de crédito, hipotecas o pagos del auto. 

El principal objetivo de un presupuesto es organizar la economía del hogar, determinando si los gastos son mayores a los ingresos para que, en este caso, haya una planificación a largo plazo para estabilizar las finanzas personales y mejorar la calidad de vida. 

Es de destacar que tener gastos más allá de los ingresos no implica solamente que estés pagando una hipoteca o los gastos de un nuevo auto. Puedes tener más gastos que tus ingresos si utilizas demasiado la tarjeta de crédito o si tienes gastos día tras día que aniquilan el dinero que obtienes por mes.

Es por esto que es importante preparar un presupuesto para ahorrar o simplemente para ordenar tus finanzas. Debes determinar los ingresos y gastos y luego plantear metas a cumplir en diferentes plazos.

¿Qué tipo de objetivos puede tener un presupuesto para ahorrar?

Un presupuesto debe tener tres tipos de objetivos, aunque esto depende que tipo de fin buscas con el presupuesto, si solamente organizar tus finanzas o bien ahorrar, por ejemplo, para una compra o un viaje. Los objetivos son importantes porque permiten materializar aquellos que deseas y cómo debes hacer para alcanzarlo.

Los tres tipos de objetivos son:

A corto plazo 

Siempre deben estar presentes en un presupuesto porque son más fáciles de alcanzar y te permitirá tener la satisfacción de verlos cumplidos en un período breve de tiempo. Si en tu presupuesto tienes metas de largo plazo es probable que te sientas desanimado porque éstas llevan tiempo para ser cumplidas y no podrás ver resultados de manera rápida. 

Los objetivos a corto plazo pueden ser ahorrar para un fondo de emergencia o la compra de un algún producto pequeño que necesites. Los objetivos a corto plazo deben ser de menos de un año y te permitirán cumplir cada uno de los pasos de tu presupuesto para alcanzarlos.

A mediano plazo 

El tiempo para cumplirlos puede variar de 1 a 5 años, dependiendo del tipo de metas que quieres cumplir. No es necesario que, por ejemplo, ahorres para algo pequeño y, una vez cumplido esto, te dediques a ahorrar para cumplir una meta a mediano plazo, sino que puedes separar pequeñas sumas de dinero para cada una de las metas que te propongas. 

Si esto no es posible, puedes guardar dinero en diferentes meses para cada una de las metas a cumplir, aunque esto también depende de los plazos que te hayas propuesto. Si ordenas tus finanzas podrás ahorrar dinero para lo que te propongas sin necesidad de restringir demasiado tus gastos. 

Los objetivos a mediano plazo pueden ser ahorrar para la entrega de una casa o de un automóvil.

A largo plazo

No suelen estar presentes en los primeros presupuestos que hagas porque este tipo de objetivos suelen plantearse cuando tus finanzas ya están ordenadas y puedes destinar una mayor parte de dinero para un ahorro más importante. Los objetivos a largo plazo incluyen destinar dinero para la educación de tus hijos o para un viaje de placer postergado. Se trata de objetivos en los cuales necesitas mayor cantidad de dinero aunque esto no implica que eliminas todo tipo de gastos, solamente una mejor gestión de los ingresos.

¿Qué consejos debes tener en cuenta para armar un presupuesto para ahorrar?

Incluir un plan para eliminar gastos 

Un presupuesto no es sinónimo de restringir gastos. Se trata de gestionar mejor el dinero para que puedas ahorrar y utilizarlo de manera eficiente. Debes determinar cuáles son los gastos variables ya que allí encontrarás la manera de poder restringir aquellos innecesarios. Por ejemplo si compras comida afuera para almorzar en el trabajo, puedes intentar llevar comida de tu hogar o llevar frutas para tenerlas como colaciones y evitar comprar golosinas o productos similares. Si sueles comer afuera varias veces a la semana, puedes hacerlo una vez y el resto cocinar en tu hogar o realizar compras aprovechando ofertas o comparando precios. El ahorro no implica restricciones, sino simplemente encontrar otras maneras de gastar mejor el dinero.

Pagar deudas a tiempo

Por más que te atrases un día existen intereses que, sumados, pueden acumular bastante dinero a fin de mes. Para comenzar a estabilizar tus finanzas debes dar prioridad a los gastos fijos y pagarlos a tiempo para evitar comisiones por mora o intereses. Las tarjetas de crédito son un gran enemigo porque incluyen el pago mínimo que puede incrementar demasiado tu deuda. Intenta planificar tus pagos para terminar con este tipo de deudas y no uses las tarjetas de crédito hasta estabilizar tu situación financiera.

Analiza servicios mensuales y cómo puedes reducirlos 

No se trata de eliminar los servicios sino solamente, dar de baja aquellos que no utilizas. Si tu servicio de Internet es demasiado alto y el uso que haces de él es mínimo, intenta buscar otra empresa que te ofrezca algo más adaptado a tus necesidades. De igual modo debes revisar la tarifa del teléfono móvil o el servicio de televisión paga con el objetivo de pagar solamente por aquello que vas a utilizar. 

Reducir deudas 

Debe ser el objetivo principal para armar un presupuesto para ahorrar. Si debes destinar gran parte de tus ingresos para cancelar las deudas y no puedes ahorrar demasiado los primeros meses, no debes preocuparte, porque la prioridad es salir de deudas para evitar intereses de financiación. Puedes averiguar planes de pago en las entidades donde tienes deuda para pagar un poco más por mes y terminar más rápido con estos compromisos.

 

Siempre cerca de ti

  • Acércate a nosotros de la forma que quieras, tenemos muchas opciones.

    Contáctanos

  • Encuentra la sucursal más cercana a ti, son más de 300.

    Búscala

  • Queremos escucharte, tu experiencia nos ayuda a mejorar.

    Sugiérenos

Consulta los Costos y las Comisiones de nuestros productos