Blog Dondé Banco

Mejora tu economía familiar ¡Descubre las maneras más fáciles de lograrlo!

Consejos útiles para mantener un sano historial crediticio

Consejos útiles para mantener un sano historial crediticio

El uso de créditos para compras y dinero en efectivo no son la causa de tus problemas económicos. El verdadero lío en estos casos es que a menudo, las personas hacen uso de dichos sistemas sin estar seguros de cómo funcionan y sin asumir la responsabilidad que viene implicada. 

Es importante que mantengas un buen historial crediticio debido a que, de esa manera, garantizas que las empresas y entidades bancarias tengan confianza en ti y estén dispuestas a apoyarte cunado lo necesites. Lo que verás enseguida son algunas recomendaciones prácticas que te ayudarán a entender mejor cómo funciona la adquisición de créditos permitiéndote así, conservar un sano historial crediticio para que nunca se te cierren las puertas.

Sigue al pie de la letra tu calendario de pagos

Lo más común es que cuando se te otorga un crédito, se te facilite también un calendario detallado de pagos donde se especifica el día y la fecha exacta en que deberás abonar a tu cuenta. Pues bien. En lugar de olvidarlo en el fondo de tu cajón, pégalo en la puerta de tu refrigerador para que nunca te confundas. 

Sucede que los plazos que se marcan en dicho calendario son un cálculo preciso que determina los intereses que pagas. Es por eso que en muchos sitios te cobrarán un extra cuando pagues con días o semanas de retraso. En otras se te amonestará por pago retrasado. El punto pues, es que en ambas situaciones, estarás pagando más sin aportar un solo centavo a favor de tu cuenta. 

Por si esto fuera poco, recuerda que los retrasos importantes siempre se verán reflejados en tu historial crediticio. Paga puntualmente y olvídate de todo eso.

Toma una cosa a la vez

Uno de los problemas más comunes entre las personas que tienen problemas con créditos es que saturan sus cuentas con muchas deudas que se tienen que pagar en un mismo plazo de tiempo. 

Recuerda que aunque los pagos sean pequeños y/o accesibles para tu bolsillo, lo más recomendable es tomar una deuda a la vez y pagarla con calma para poder adquirir una nueva. Esto siempre es menos complicado porque evita que te olvides de reservar el dinero y de hacer el pago físicamente. No te confíes y ve poco a poco ¡siempre!

Calcula el máximo que te es posible pagar 

Muchos deudores con historiales crediticios por los suelos son personas honestas y responsables que realmente están dispuestas a pagar a las entidades financieras. Lo que sucede es que de verdad llega un momento en el que les es imposible continuar haciéndolo.

Para que eso no te suceda y te meta en dificultades no sólo con preocupación sino dándote malas referencias para el futuro, cuida que los pagos de los créditos que no tomes nunca superen cómo máximo el 15% de tu sueldo semanal, quincenal o mensual. Si adquieres deudas con pagos mayores te saturarás y luego, en cuanto tengas un gasto extra o un imprevisto para cubrir, serás incapaz de pagar. 

Considera que una vez  que las parcialidades se acumulan todo es más difícil, así que no te arriesgues.

Abona a capital siempre que puedas

Una excelente forma de lidiar con los créditos es liquidarlos cuanto antes de manera que tengas espacio para adquirir algo más o simplemente, para “descansar” tu bolsillo un buen rato de los pagos extra. 

Para liquidar en el menor tiempo posible, abona una cantidad a capital para que el monto total vaya disminuyendo. Estos pagos demuestran también tu compromiso y voluntad y se reflejan de una manera positiva en tu historial crediticio. 

Ojo: recuerda que los abonos a capital no sustituyen tu pago habitual, así que tenlo en cuenta, ya que es estrictamente necesario que para no tener retrasos, nunca dejes de hacer tu pago regular inclusive después de haber abonado al monto total.

Agiliza la forma en la que haces tus pagos

Trata de pagar todas tus cuentas junto con tus servicios durante la misma semana o quincena para que no te olvides de ninguno de ellos y para que des menos vueltas. Si no puedes hacerlo así, distribúyelos a los largo del mes con ayuda de una agenda que te recuerde lo que debes pagar y cuál es la fecha límite para hacerlo.

También puedes aprovechar los servicios de pago en línea con transferencias electrónicas y la domiciliación con tus tarjetas de débito. La domiciliación es un servicio que se encarga de realizar automáticamente los pagos que autorices mes a mes y sin cargo alguno, para que no tengas que hacer filas ni te arriesgues a sufrir retrasos o a que tus servicios sean interrumpidos. 

Considera que los pagos domiciliados toman fondos de tus tarjetas, de modo que debes asegurarte de tener la cantidad necesaria para cubrir los cargos automáticos. De otro forma, la transacción no se realizará y entonces, tus pagos se retrasarán.

Busca soluciones

Si fue inevitable que te atrasarás o si ya los pagos crecieron tanto que te es imposible cubrirlos, trata de negociar con la entidad de crédito para que te hagan un balance y reestructuren tu deuda. Esto permite tener nuevos plazos y montos para que puedas continuar pagando. 

No temas acercarte a las organizaciones financieras, pues tratar de llegar a un acuerdo contigo que estás dispuesto a pagar, forma parte de sus obligaciones como prestadores de servicios. Este acto también es una excelente referencia para tu historial crediticio.

No dejes las cosas al tiempo en relación a tu historial crediticio

El Buró de Crédito en la república mexicana “limpia” los historiales crediticios de los clientes pero únicamente pasado un tiempo y siguiendo determinados lineamientos, así que no esperes a los registros de tus cuentas impagas y tus retrasos desaparezcan. Recuerda que estas malas referencias impedirán que adquieras apoyo si lo necesitas. Trata de llegar a un acuerdo y cubre los adeudos poco a poco. Verás que así no pierdes más por menos.

 

 

Siempre cerca de ti

  • Acércate a nosotros de la forma que quieras, tenemos muchas opciones.

    Contáctanos

  • Encuentra la sucursal más cercana a ti, son más de 300.

    Búscala

  • Queremos escucharte, tu experiencia nos ayuda a mejorar.

    Sugiérenos

Consulta los Costos y las Comisiones de nuestros productos